fbpx

Amigos en tránsito

Hoy me despedí de una amiga que vuelve a Argentina luego de casi 10 años de vivir en el exterior. Compartí con ella y con su familia un año y medio en Beijing y es de esa clase de amistad que atesoraré por siempre.

Ella fue una de las primeras personas que conocí aquí y en explicarme en qué consistía esto de la “vida expat”. Siempre con su tinte optimista y relajado (que la caracteriza) me transmitió su experiencia como migrante en los diferentes destinos en los que estuvo y principalmente en Beijing.

Recuerdo varias charlas a cerca del desarraigo, de las oportunidades, de lo que uno va dejando y sumando en el camino, de los diferentes períodos que uno transita en el exterior, de las situaciones particulares que trae cada contexto, de los cambios que se viven a lo largo de los años con la familia, la crianza, el trabajo y la búsqueda personal.

Los amigos que uno se hace mientras transita la vida en el exterior, son más que amigos. Pasan a ser familia. Y es extraño, porque si bien uno los conoce hace relativamente poco (y en otras circunstancias puede que nunca hubieras entablado amistad), viviendo en el exterior pasan a ocupar un lugar primordial en tu vida. Se generan lazos de apoyo, contención y solidaridad de gran intensidad.

Compartimos momentos y emociones de todos los colores. Son quienes te acompañan en tu día a día, te extienden una mano en tus días difíciles y se alegran con tus alegrías.

Y cuando encuentras esa conexión, esa confianza (que no sucede ni con todas las personas ni en todos los destinos) de pronto se van. A veces ya estipulado hace tiempo, a veces de un momento a otro. Y te invade un vacío, una tristeza, porque quieres detener el tiempo, congelarlos. Quieres que se queden contigo (egoístamente) al menos hasta que te toque irte a ti.

Y entras en la incógnita de no saber como transitarás la amistad a la distancia: Si la vida te vuelve a juntar en otro destino, si la tecnología jugará a nuestro favor o aceptar el hecho de que son amigos en tránsito. O son con quienes compartes un momento de tu vida en particular. Te unen circunstancias, experiencias laborales, te une la crianza de los hijos, una actividad desarrollada en conjunto, te une la misma emoción, frustración o te une simplemente el período que te toca transitar en conjunto.

Creo que parte la vida expatriada te invita a conocer y a entablar diferente tipo de amistades. Y todas son bienvenidas, mientras sumen.

Este post está dedicado a todas mis grandes amigas que he conocido aquí. Gracias por vuestra amistad. Son un gran pilar en China.

Buen retorno amiga, se los va a extrañar mucho. ¡Hasta prontito!



2 pensamientos en “Amigos en tránsito

  1. A lo largo de mi vida he experimentado muchos alejamientos de relaciones y me consuelo de esos duelos tomando a la vida como un viaje en tren donde solo yo llegare hasta el final del recorrido y comparto un cierto numero de estaciones con las personas.Con algunas comparto un mayor numero de estaciones .lo paso bien o no tanto pero cuando se bajan siempre me queda unrecuerdo y un aprendizaje.Todos somos pasajeros y lo nuestro es pasar…Agradezco a todos y a todo y confio que en cada etapa de mi vida estare acompanada por quienes sean los mas adecuados.Igual duele un poco separarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Natalia Tabak.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de expatcoaching.org) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba