fbpx

El Síndrome del nido vacío en el exterior: ¿Y ahora qué hago con mi tiempo libre?

El conocido “síndrome del nido vacío” es la etapa evolutiva que atraviesan los padres cuando sus hijos dejan el hogar para independizarse. Suele ser un periodo difícil que conlleva algunos duelos, cuestionamientos y crisis (maritales, vocacionales, sentido de la vida, etc.) El desafío es poder capitalizar la experiencia, generando cambios positivos para transitar esta nueva etapa viviéndola como una oportunidad para la construcción de nuevos proyectos, ahora que cuentan con el tiempo para hacerlo, entendiendo las oportunidades y las limitaciones con las que se encuentran en el país en el que viven en este momento de la vida.

Principalmente aqueja a las mujeres, ya que en general, son ellas las que tuvieron a cargo el cuidado de los hijos en la casa. Son ellas las que han renunciado a sus proyectos profesionales en pos de construir una familia y ser el sostén más significativo en este aspecto. Pero no hay que desestimar a la cantidad de hombres que se encargan cada vez más de esta labor mientras las esposas tienen trabajo full time.

Si pudieran tomarse este periodo como una oportunidad para reencontrarse, pensar qué quieren hacer de aquí en adelante con su tiempo libre, lo vivenciarían con otra emocionalidad. No desde la melancolía, ni desde la tristeza, sino desde la oportunidad para reinventarse. El objetivo es descubrir qué los entusiasma, qué los motiva; comprender que esta etapa también se la puede vivir con plenitud.

Atravesar el nido vacío no resulta sencillo para muchas personas. Invade una sensación de soledad, de angustia, donde aflora la pregunta “¿y ahora qué?” No es fácil redefinir los objetivos de la vida y puede ser un momento propicio para pedir ayuda a profesionales que puedan ayudar a reencausarnos, a darnos herramientas para animarnos hacer eso que siempre soñamos, pero que nunca nos atrevimos a realizar, llenar esos espacios con nuevas actividades que nos produzcan placer como podrían ser: retomar alguna actividad que disfrutaban en el pasado, estudiar una nueva carrera, curso o taller, descubrir un hobbie, generar un nuevo emprendimiento, continuar con su profesión u oficio, viajar, colaborar en una causa benéfica, etc.

Reinventarse no significa anular quien fuiste, significa tomar lo mejor de las experiencias pasadas, de lo que te definió, te destaco, de lo que te hizo sentir orgulloso en áreas personales y laborales, capitalizarlo y sumarlo a lo nuevo que quieras ser o hacer.


¿Te encuentras atravesando el síndrome del nido vacío? ¿Te está resultando difícil? ¿Lo estas viviendo como una oportunidad?

Saludos, hasta pronto!
Nati

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Natalia Tabak.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de expatcoaching.org) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba